La mayoría de las mujeres presentan algún grado de asimetría mamaria en su pecho, desde formas leves a situaciones mas severas, que puede incluir la presencia de una mama tuberosa. Con frecuencia nos encontramos en consulta que estas mamas asimétricas pueden combinarse de distintas formas. Es usual encontrar una mamá normalizada en cuanto a tamaño volumen y posición emparejada con una mama grande, pero también puede aparecer junto a una mama caída, o a veces estar emparajeda con una mama constreñida o tuberosa.
Cuando la paciente acude a consulta presentando una mamá constreñida y junto a ella una mama normalizada, que generalmente posee un mayor volumen, la paciente suele preferir, incluso en los casos en los que esta mama tenga cierto grado de caída, que el resultado de la cirugía presente como referencia la mama que tiene ese mayor volumen, aun cuando no esté en la posición correcta o incluso, como señalamos, se trate de una mama caída.
Esto nos confirma que las pacientes intentan por todos los medios escapar de esta deformidad mamaria que es la mama tuberosa debido a las características que se generan en la forma de la mama. Cuándo se presenta una asimetría en una paciente con mama tuberosa, el abordaje debe ser muy cuidadoso ya que habrá que llevar a cabo cirugías diferentes en ambas mamas y utilizar implantes de diferente volumen en ellas.
Es el caso de esta paciente cuyo caso presentamos a continuación, en la que había una asimetría notable por presentar una mamá derecha hipoplásica y tuberosa y una izquierda tuberosa pero con cierta caída.
Para solucionarlo se realizó una reconstrucción mamaria. Ésta consistió en realizar en la mama derecha glandulotomías del polo inferior con colgajos de desplazamiento glandular y reconstrucción con un implante anatómico. En la mama izquierda se realiza un planteamiento parecido, siendo menos agresivos con las glandulotomías de la porción inferior de la mama, y elevando el complejo areola pezón de forma simétrica a como estaba situado en la mama derecha. Para esa  reconstrucción  se utilizó un implante anatómico con 45 cm cúbicos más que en la otra mama, con el objeto de igualarlas.
Éste es el resultado que puede conseguirse a los 4 meses de la cirugía.