Este caso de mamas tuberosas significó un gran desafío para el Dr Emilio Cabrera debido a la complejidad que presentaba su solución. En consulta pudo detectar cómo a la presencia de la mama tuberosa en sí había que añadir un importante asimetría mamaria y grandes expectativas por parte de la paciente, ya que se trataba de una mujer joven muy afectada por su situación. Sus mamas le producían vergüenza, lo cuál sufría en silencio, habiendo depositado todas su esperanzas en esta cirugía para normalizar su vida.

La paciente presentaba mamas tuberosas severas con una asimetría mamaria importante, encontrándose la mama derecha con una areola muy dilatada y con un diámetro claramente superior al de la mama izquierda. Lo objetivos en esta cirugía eran claramente conseguir la máxima simetría entre ambos pechos y borrar el estigma de la mama tuberosa, que tanto sufría la paciente.

Para ello fue necesario elevar el complejo areola-pezón de la mamá derecha, así como reducir el tamaño de las areolas para corregir la forma “abombada” de las mismas. Se realizaron glandulotomías con objeto permitir la distensión del polo inferior de la mama y se colocaron a la paciente implantes anatómicos de moderado perfil en plano submuscular.

El resultado ha sido muy satisfactorio, no solamente para el Dr. Emilio Cabrera, sino también para la paciente, que confesaba que era superior al esperado, y que percibía que incluso tenía un mejor resultado que amigas suyas operadas de aumento de pecho convencional.

caso-2-foto-2-mamas-tuberosas-cordoba.jpg caso-2-foto-1-mamas-tuberosas-cordoba.jpg