La mama tuberosa en sus grados mas evolucionamos supone, sin duda, un desafío para el cirujano plástico.  No se trata de aumentar el pecho, sino de aumentar dando forma al mismo. Es realmente difícil poder conseguir un resultado natural en mamas tuberosas, fundamentalmente en la parte inferior de la mama.

Observando la imagen de esta paciente, veremos que existe un nulo desarrollo de esta porción mamaria inferior, con ausencia casi completa de surco submamario. En la recreación que hacemos de la misma, también podremos ver cómo debería ser el “polo inferior” mamario una vez operada.

 

COSAS FACEBOOK.015

 

Entonces, ¿cómo conseguir volumen y expandir este “polo inferior mamario”?

La valoración preparatoria y la planificación en este tipo de cirugías resulta esencial. Hay que conocer el grado de constricción de la zona inferior de la mama y diseñar un plan quirúrgico concreto para ese caso. En el caso que hoy presentamos, se realizaron secciones glandulares (glandulotomías) y desplazamientos de dicha glándula desde la zona posterior de la areola hacia la parte inferior de la mama. El implante elegido fue anatómico de baja altura y máxima proyección.

COSAS FACEBOOK.016

 

Mostramos el resultado intraoperatorio y a las 8 semanas, comprobando como el polo inferior de la mama se ha recreado según nuestra planificación preparatoria.

 

 

 

la foto

COSAS FACEBOOK.020