Es bastante común, que algunas pacientes que vienen a la consulta para solicitar un aumento de pecho, durante la entrevista clínica, me digan que no le gustan sus areolas; que las notan abultadas, que las notan cónicas grandes y deformadas. Sin duda, la deformidad areolar es una de las características anatómicas de la mama tuberosa que más preocupa a las pacientes. Resulta esencial en este tipo de mamás corregir el abultamiento areolar, existiendo diferentes métodos, dependiendo del grado o de la deformidad de la mama tuberosa.

Si miramos esta foto de perfil (intraoperatoria), vemos como la areola está abultada.

areola dilatada mamas tuberosas Córdoba

En este caso concreto para disminuir la abultamiento areolar de la mama tuberosa realizaremos dos maniobras:

– 1) Quitaremos una corona circular de 4 mm de la periferia de la areola.

 

– 2) Realizaremos un colgajo glandular retroareolar tipo pucket. Esto no es más que desplegar la glándula que en este tipo de mamas se acumula detrás de la areola. escision corona circular mamas tuberosas Córdoba

colgajo pucket mamas tuberosas Córdoba

De esta forma conseguimos dos cosas:

A) Disminuir la proyección de la areola, que es una de las características anatómicas de la mama tuberosa.

B) Aprovechar este tejido glandular desplegado para rellenar el polo inferior mamario, que es por definisción volumétricamente deficiente en la mama tuberosa.

disminucion abultamiento areolar mamas tuberosas

Por último, una vez finalizada esta intervención es muy importante colocar estos precisos pósitos en el tejido abultado (areola) para que disminuya la inflamación y el edema.

apositos mamas tuberosas Córdoba