Uno de los aspectos claves de esta malformación, es realizar un  diagnóstico correcto antes de realizar cualquier planteamiento de cara a la intervención quirúrgica de aumento de pecho. Es relativamente frecuente que la paciente acuda a consulta solicitando un aumento de pecho, sin conocer que padece esta deformidad mamaria. En otras ocasiones me encuentro con la paciente que ya ha consultado previamente con otro cirujano que simplemente le ha hablado del aumento de pecho, sin comentarle nada acerca de esta deformidad. En este caso me esfuerzo por que la paciente entienda que, a diferencia de lo que le ha dicho el otro cirujano, su pecho tiene una serie de características anatómicas que lo hacen “diferente”.

Esas características podrán presentarse de forma aislada o todas de manera simultánea (ver Figura 1):

TUBEROSAS-BLOG.005

 

Las anomalías estructurales de las mamas tuberosas determinarán la realización de actuaciones concretas en la mama para conseguir borrar los estigmas asociados a esta deformidad y desarrollar los cuadrantes inferiores de la mama.